domingo, octubre 21, 2007

El poder curativo del euskera

Con ese título publicaba ayer en cartas al director el País una del doctor Juan Casado Flores (Hospital del Niño Jesús; Cuidados Intensivos Pediátricos) de Madrid, el artículo que reproduzco por si alguien no lo alcanzó ayer, y no funciona el enlace

Recientemente he participado, como experto, en el tribunal para seleccionar a los médicos pediatras especializados en niños críticamente enfermos de los hospitales públicos del País Vasco. Me ha sorprendido el baremo que, obligatoriamente, por indicación del Gobierno vasco (oferta pública de empleo del sistema vasco de salud, resolución 1082/2006), tienen que aplicar todos los tribunales que eligen a los médicos de cualquier especialidad de esta comunidad autónoma. Por ejemplo, conocer el euskera son 16 puntos, mientras el inglés, un máximo 2 puntos, aunque paradójicamente los avances en los conocimientos médicos se publiquen casi el 100% en inglés, 0% en euskera; todas las publicaciones científicas y ponencias a congresos, un máximo 4 puntos; haber recibido todos los cursos y entrenamiento posibles, un máximo de 6 puntos; ser catedrático de universidad en la materia, 1,20 puntos. En definitiva, un médico especialista que sepa euskera (siendo deseable tener este conocimiento), pero sin ningún otro mérito, tiene muchas más posibilidades de ser elegido para ocupar una plaza fija de médico especialista que el médico con mayor experiencia y reconocimiento en su área. Desconozco si la población vasca está informada de este sistema de selección que prima conocer el euskera sobre la experiencia para operar o diagnosticar a un paciente. Esta endogamia lingüística tendrá, sin duda, repercusiones negativas sobre la salud de la totalidad de la población, porque lo que ésta precisa es ser tratada por los facultativos más capacitados y mejor entrenados, independientemente de que sepan o no euskera. No alcanzo a comprender las causas por las que los usuarios, sindicatos y las asociaciones profesionales no protestan por esta forma de selección.

Ante ese fundamentalismo nacionalista llevado hasta los cuidados intensivos de pediatría, bebiéramos, los ciudadanos del común, levantar nuestras voces en euskera, en castellano y en chino si es preciso, para que los políticos dejen de jugar con nuestra salud. Cuando les toca a ellos son los primeros en “emigrar” a Sevilla en busca del buen especialista.

País

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡HOLA¡ NO SOY NACIONALISTA NI VASCA, "NI ESPAÑOLA".....PERO PERCIBO QUE TIENES ALGUN PROBLEMA CON ESTA CUESTIÓN, CON EL RESPECTO AL TEMA DE LOS PEDIETRAS TE DIRE QUE ESOS PUNTOS A LOS QUE ALUDES SON COMPLEMENTARIOS A LA OPOSIÓN PROPIAMENTE DICHA. ES DECIR SI NO ERES BUEN MEDICO Y NO APRUEBAS LA OPOSICION, NO SE PUEDE PASAR A LA SEGUNDA FASE EN LA QUE TE PODRIAN APLICAR EL RESTO DE LOS PUNTOS: EUSKERA, INGLES, ETC... POR OTRO LADO TE INDICO (YA QUE OBSERVO QUE SOLO TE HAS INFORMADO PARCIALMENTE), QUE LOS PEDIATRAS "CURAN" EN MUCHOS PUEBLOS DEL PAIS VASCO A NIÑOS QUE HABLAN EUSKERA, NO INGLES (¿O ESTAMOS IN LONDON?), Y HABLAN EUSKERA, PORQUE ES SU LENGUAJE MATERNO, Y EL BILINGUISMO HACIA LA SEGUNDA LENGUA COMIENZA EN MUCHOS CASOS SOBRE LOS 3 O CUATRO AÑOS. COMO ES IMPORTANTE HABLAR CON EL PACIENTE (¿o CREES QUE LA COMUNICACION NO LO ES? PARA LA CURACION), PUES SE INTENTA QUE LOS PEDIATRAS PUEDAN PREGUNTAR A LOS NIÑOS QUE TRATAN LO QUE LES SUCEDE Y QUE LOS NIÑOS QUE TRATAN PUEDAN ENTENDERLES, POR CIERTO....¿ENTIENDES DE LO QUE TE ESOY HABLANDO?....

Anónimo dijo...

Cuando la política entra en los campos profesionales está demostrado que no prima la eficacía, ni el reconocimiento a los mejores profesionales, sino la desunión, el separatismo, enchufismo...
Un saludo a todos los que soportan esta sin razón.

Pl1 atera behar nuen euskaltegian (batuan eta derrigorrez), eta zertarako, jendea etortzen ba dira, ez dakit bizkaeraz azaltzen.
Agur bero bat.