martes, enero 22, 2013

UN LIBRO OBJETO

EL TIEMPO Y LA CARNE

En estos tiempos que no parecen buenos para casi nada, resulta que ha surgido una editorial nueva, y lo hace en un pueblo perdido del oriente orensano, en plena sierra. Por si eso no fuera suficiente riesgo, encima comienzan por editar poesía.

Vendrán más libros de creación, (tienen prevista la presentación en Ámbito Cultural de Madrid para el próximo mes de una novela de Ramón Loureiro) de ciencia e infantiles bilingües. (castellano e inglés),pero han comenzado con poesía de la buena. 

Tienen un as guardado; se van a dedicar al "libro objeto".

Tito Suárez Pérez, (dice la contraportada) se ha atrevido en El tiempo y la carne a ser él mismo y sus palabras: hay aromas de toda la poesía más bella, callados, discretísimos e impensados trazos de Darío, de Neruda, del vago sentimentalismo campoamoresco, de encantadoras, casi añejas escenas de lo cotidiano donde, como decía el divino Juan Ramón Jiménez, las cosas nos llegan con la sencilla esencia de su delicia. Su universo está maduro y personal, es íntimo y se perfila como una visión que crea cuando dice imitar la realidad que recuerda.


Copio el primero y el último de los poemas y espero que les gusten.



PIGMALIÓN
Bajo un sol de trigo y laurel me entrego a sus frías
manos y acaricio su cabello. Ya laten las venas
de piedra de su cuello; acerco mi boca a sus labios...
y me ofrenda una sonrisa eterna.


EL PARAGUAS DE PLATA
Cuando niña, se plantaba firme en medio de la lluvia
sujetando un pequeño paraguas azul con ambas
manos y miraba a su alrededor la plaza iluminada, las
casas mojadas; a lo lejos, los árboles goteando,
los prados brillantes... Así se sentía alegre y protegida.
       Hoy, ese recuerdo es un broche de plata sobre 
su chaqueta malva.

Aquí les dejo un enlace a la página y a la revista de EURISACES, la editora que tiene por lema, como el panadero romano del que toma el nombre: Cosechar en sazón, espigar y alimentar es la noble tarea del Editor